Calentando motores

Muy buenas a todos, queridos lectores. Desde hace bastante tiempo tenía ganas de retomar esto de poder desahogarme en mi propio espacio virtual. Los que me conocéis sabéis que durante varios años fui autor del blog PARADIGMedical junto con mis compañeros y amigos Rubén y Ángel. Eran otros tiempos, teníamos menos experiencia, quizá nos importaba demasiado el “qué dirán” y yo era mucho más prudente. Epikrisis es un proyecto que desde hace mucho tiempo tenía en mente, por fin hoy ha visto la luz. En este blog pretendo hablar de lo mío, la Medicina (con mayúscula). Es mi intención arrojar una visión crítica de la realidad médica que nos rodea desde un punto de vista lo más aséptico posible, con el deseo de que mis detractores intenten convencerme de mis errores. Seguramente en ocasiones me dejaré llevar por el calor de la emoción, el fragor de una batalla dialéctica, amparado por el lado oscuro de la más profunda ignorancia; ahí estáis vosotros para despojarme de la collera de espaldilla que no me dejare ver más allá del surco. No se me ocurre nada mejor que la pluralidad de puntos de vista, desde el respeto, para generar entendimiento y conocimiento. No comulgo con las verdades absolutas. Mi bandera es el método científico. Mi escudo es el principio de justicia. Mi pasión es ayudar a la gente.

Miguel Martín.