La “humanización” de la asistencia sanitaria

¿Qué es humanizar? Según la Real Academia Española humanizar es: 1) Hacer humano, familiar y afable a alguien o algo. 2) Ablandarse, desenojarse, hacerse benigno.

Alguien ha debido percibir en la humanización de la asistencia sanitaria un rentable filón, de lo contrario ¿a qué viene todo este despliegue de medios y puesta en escena? La humanización ya se ha convertido en moda, etiqueta de Twitter y marca comercial propiedad de la casa. Aunque en algunos casos con una intención indiscutiblemente noble, no lo niego, sospecho que para otros tantos no se trata sino de una densa cortina de humo, de color rosa y olor a caramelo. Cabe la posibilidad de que los artífices del germen humanizador no hayan caído en la cuenta de que algunos podamos llegar a sentir cierta confusión por el significado más profundo de la palabra. Humanización es —o debería ser— algo inseparable, obligatorio e intrínseco a la profesión sanitaria.

Reconozco que la palabra es tan atractiva que puede cautivar a cualquiera. Pero creo que puede estar siendo utilizada de manera oportunista. ¿Cuáles son los factores causantes de que la asistencia sanitaria sea inhumana? ¿Qué hace a un hospital paradójicamente un lugar inhóspito? ¿Estamos los profesionales sanitarios deshumanizados y necesitamos que nos humanicen? Cuando los políticos hablan de los planes de humanización, lo primero que se me viene a la cabeza es que unos cuantos héroes vienen a salvar a la población, desvalida, de las afiladas garras de los deshumanizados médicos y las enfermeras malvadas, que tanto perjuicio causan a los pacientes. La etiqueta #humanización corre el riesgo de ser empleada con el fin de transmitir un sentimiento de culpa a los profesionales  —provocado por la mala gestión sanitaria—, que deberán conciliar el ser siempre buenos, amables, felices, empáticos y humanos, con sus condiciones de trabajo cada vez más precarias. Algunos pretenden utilizar la etiqueta #humanización para recordarnos que la vocación es un bien que se paga a coste cero, siempre se puede hacer más con menos. Imaginen el escándalo si a algún lumbrera se le ocurriera decir que tiene un plan para #humanizar la Cruz Roja o Médicos Sin Fronteras. Eso sí, a nadie le llama la atención eso de #humanizar la asistencia sanitaria. Pues oye, a mi sí.

Humanización de la asistencia sanitaria… Hay que reconocer que es un concepto que queda muy dos punto cero, que trasmite buenrrollismo y que ayuda a salir sonriente y bien parado en la foto. Congresos, ponencias, comisiones, notas de prensa, promesas… y algún que otro cargo surgido de la nada, como las nuevas subdirecciones generales de humanización de la asistencia sanitaria. Por un lado me alegra pensar que se hayan dado cuenta de que este barco de la sanidad está tomando un rumbo que no lleva a buen puerto, pero por otro lado me mantengo muy escéptico a que una subdirección general y una etiqueta sean los mecanismos más idóneos para alcanzar una sanidad de calidad que no distinga entre ciudadanos de primera y de segunda. Ha habido mucho tiempo para preocuparse por la deshumanización del sistema en el pasado y sigo pensando que el paciente muchas veces, lejos de ser el protagonista, no es más que un actor de reparto que pasaba por ahí.

En mi cabeza tengo otra idea —quizá equivocada— de lo que es una asistencia sanitaria humana, la que me transmitieron en su día mis maestros. Quizá no esté tan de moda o quizá roce la utopía. Pero son detalles básicos y fundamentales que muchos sanitarios cuidamos día a día, sin una etiqueta que nos lo recuerde. Para mi una atención humana es tocar a la puerta antes de entrar. Llamar al paciente por su nombre. Mirarle a los ojos. Escuchar. Tomarle la mano mientras escucho. Calentar el fonendo antes de auscultar. Preguntarle cómo se siente. Preguntarle qué le preocupa. Sacarle una sonrisa. Y, en definitiva, tratarlo como lo que es, una persona humana —nótese la necesidad de hacer patente la redundancia—. Llegado este punto, seguramente se hayan percatado de que todos esos detalles tienen un denominador común, el tiempo. El tiempo es una de las condiciones sine qua non que define una asistencia sanitaria digna y de calidad. Un médico o una enfermera que van hasta arriba de trabajo no pueden atender al paciente como se merece. Hacer una buena medicina cuesta tiempo y el tiempo, sin lugar a dudas, es una de las mejores inversiones en medicina. Igual nos vendría bien una subdirección general de dedicarle tiempo a la asistencia sanitaria.

Si quieren humanizar, estupendo, ¡humanicen! Pero no lo llamen humanización de la asistencia sanitaria, sino humanización de la política sanitaria. Déjense de contingencias y atiendan lo que hay que atender. No se humaniza con médicos más preocupados en firmar el contrato cada 15 días que en el propio paciente, ni con una enfermería explotada y sin ninguna continuidad asistencial, tampoco con plantillas desmotivadas e infradotadas, externalizaciones a los centros privados, ni con materiales comprados en el chino de la esquina. Se humaniza con más médicos a la cabecera del paciente, una enfermería estable y menos sobrecargada que pueda desempeñar con holgura su labor, menos burocracia innecesaria, unos servicios de urgencias dignos y bien equipados, la protección a ultranza del principio fundamental de equidad y la defensa del paciente por encima de los intereses políticos. Sin etiquetas.

Anuncios

2 comentarios en “La “humanización” de la asistencia sanitaria”

  1. A mi me parecen buenos puntos de partida para una comisión de humanización sanitaria ;). Tiempo y recursos son puntos de partoda. El reconocimiento de la necesidad por parte del sistema, por penoso q se vea lo de la subdirección de humanización, imprescindible para q alguien asigne un presupuesto específico a esos fines y muy i.oortante para q pasen a entenderse como necesidades del paciente y no reclamaciones de colectivos profesionales…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s